Saltar al contenido
Esculpe tu vida

Decisión = Indecisión

Decisión

La decisión es dejar de escoger muchas otras cosas

En muchos momentos de nuestra vida tenemos que tomar decisiones, de hecho es algo que queramos o no lo hacemos constantemente.

Muchas de dichas decisiones son difíciles pero, lo son por lo que decidimos o por todo lo que dejamos atrás con esa decisión.
A todos nos ha pasado el empezar y no acabar. Nos fustigamos muchas veces por empezar y abandonar antes de lo que teníamos previsto.

Cuando empezamos algo tenemos la motivación a flor de piel, es normal. Igual que poco a poco nos llega la pereza, la desmotivación empieza a sacar la cabeza. Tenemos dos opciones, seguir por decir que lo que empezamos lo acabamos aunque no nos guste o abandonar sin más y buscar otro camino.

Tomemos la decisión que sea, da igual, ambas están bien escogidas en el momento, ya que hacemos aquello que creemos que es lo mejor para uno. Nadie sabe lo que va a pasar así que seamos valientes para decir que tomemos la decisión que tomemos será la correcta.

Al final todo pasa por algo y cada camino nos lleva a encontrar otros muchos más. Por ello que no nos pese el renunciar a algo que ya hemos empezado. No por seguir y luchar va a ser mejor.
Te animo a que pienses que hagas lo que hagas hazlo de verdad, asume las consecuencias y lánzate a todo aquello que te apetezca sabiendo que eres el responsable de todas la decisiones. Por ello hazlas tuyas y transfórmalas en buenas.

 

La actitud de como sientas la vida, es parte importante.

 

¡Sí! Actitud es lo que necesitamos para darle la mano a nuestras vidas. Créeme que cuando dominamos la actitud frente a la vida podemos decir que hemos dejado de remar a contracorriente. Por fin nos dejamos llevar por la belleza que nos rodea.

Basta de hacernos pequeños por decisiones que hemos creído siempre que no fueron las correctas. Si es así levántate y busca la solución, pensar que te has equivocado sin hallar la clave o al menos intentarlo no sirve para avanzar.

Empieza a sentirte feliz por todas las decisiones que has tomado. Te han llevado a estar donde estás a ser la persona que eres y como he dicho antes, si hay algo que no te guste de ti, arréglalo, si no estás donde quieres estar, búscate la vida.

Equivócate, no dejes de hacerlo, pero con la cabeza bien alta para poder decirle a la vida que estás aquí y has venido a vivirla.

Yo hoy he tomado la decisión de escribir estas palabras, quizás para mí o quizás para ti. Lo más importante es que estoy haciendo algo de lo que me siento feliz y te lo quiero transmitir. Esto soy yo y quiero que todos podamos hacer un mundo bastante mejor.

Creo en las personas, creo en ti y por encima de todo creo en mí.

Piensa, recapacita, medita y ten conciencia de las decisiones importantes. Por encima de todo, al final no es la decisión en sí, es nuestra manera de vernos lo que nos delimita. Así que, toma decisiones fáciles o difíciles pero siempre piensa que es la correcta, si tú quieres la harás cierta.

Tienes el poder de tu vida no lo olvides, ahora la decisión final es tuya.