Saltar al contenido
Esculpe tu vida

En navidad eres lo que realmente se espera de ti

navidad, amor, compras, deseo

En navidad, deseos…


Me parece que es bastante apropiado hacer una pequeña reflexión sobre esta época tan amada por algunos, y no tanto por otros.

Decimos que estamos en la etapa donde somos mejores personas, nuestros mejores deseos afloran para todos, incluso he llegado a escuchar que perdonamos más. Me parece que todo estos sentimientos los podríamos alargar durante toda nuestra vida.

¿Realmente es un tiempo especial? ¿Somos mejores que en primavera, por ejemplo? ¿Por qué tenemos esa costumbre de cambiar y querer ensanchar las paredes de nuestros corazones?

La verdad que cada uno es libre de decidir, me alegro que empecemos a ser mejores, aunque me encantaría que ese afán de mejorar no se acabará en fin de año ni después de reyes.

Personalmente, pienso que la manipulación en esta etapa de nuestras vidas existe. Si miramos la publicidad, la música, las luces de navidad, lo relacionamos todo con bondad y el hecho de dar.

Nos hemos planteado si el dar no es más que comprar impulsivamente, para todos aquellos que queremos, aunque no podamos. Hay muchos casos donde está situación se da, y lo más grave es que la felicidad temporal viene del gastar y comprar.

 

Una navidad distinta

 

Hoy, necesito expresar lo que siento, aunque yo también tuve mi tiempo donde la navidad significaba algo importante. Ahora, ya no estoy en este punto.

Sim embargo, creo que deberíamos invertir más en prestar atención a nuestras vidas, en regalar libros que creamos que pueden mejorar una vida, en regalar sonrisas y abrazos, en hacer actos solidarios, en dejar nuestra huella en el corazón de los demás.

Cuando hablo de prestar atención a nuestras vidas, me vengo a referir, a ser conscientes de todo nuestro potencial. A no dejarnos llevar por la marea de la presión social, a no hacer una lluvia de regalos sin sentido.

Paremos a pensar en todo aquello que estamos dispuestos a gastar. ¿Es realmente necesario?

¿Creemos que detrás de la sonrisa al recibir un regalo, es por este en si?

Cuando recibimos un regalo, es un acto de bondad, de compartir con una persona a la cual queremos. Valoramos todo lo que hay detrás. Ilusión, tiempo, verdad y corazón. Y para dar tanto no hace falta mucho.

No seamos lo que la navidad espera de nosotros. Seamos nosotros mismos en navidad. Clic para tuitear

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.