Saltar al contenido
Esculpe tu vida

El perdón es la llave

Perdón

Perdónate para empezar


 

Todos hemos tenido esos sentimientos de ira y miedo hacia alguien, o al menos eso es lo que el ego nos hace creer.

Nada más lejos de la realidad, cuando vemos ese odio hacia otro no es más que el reflejo de lo que nosotros sentimos expuesto en otra persona.

Es una situación reversible, podemos practicar el perdón y es importante realizarlo cada día para que forme parte de nosotros.

Dejemos de buscar culpables para empezar a encontrar soluciones, siempre es más eficaz. No nos victimicemos ante nuestras situaciones, porque son eso, nuestras.

La realidad de las cosas forma parte única y exclusivamente de uno mismo, por lo tanto, tratemos de entenderla y hagamos que los acontecimientos sean favorables.

 

La felicidad está en todos los huecos por muy oscuros que sean

 

Cada vez que creo que alguien es causante, no estoy sino reforzando mi propio sentimiento de culpabilidad y de mi sensación que no valgo nada.

Comienza por perdonarte, nada de que lo que hayas realizado puede afectarte. Forma parte del pasado. Discúlpate de corazón por tus actos, la mejor manera de empezar es librarse del sentimiento de culpa.

Si en tu realidad te quitas ese saco de víctima verás cómo puedes eximir todo aquello que antes te afectaba. Ahora eres una persona exenta de cadenas y puedes ayudar, con tu perdón, a los demás a librarse de esa dura carga.

 

Se la persona que anhelas

 

Tenemos todo en las manos, solo nos queda focalizarlo y practicar cada día de nuestra vida. Más vale una existencia llena de buenos actos que una conducta de mártir.

Por muy heridos que estemos, aunque pensemos que hay gente que no merece de nuestro indulto.

¿Quién somos nosotros para juzgar a los demás?

Aquello que vemos una aberración desde nuestro prisma, probablemente desde otro punto de vista diferente no se acerque a nuestra percepción.

Hay que entender que cada cual tiene sus razones para actuar de una determinada manera. Nos queda mostrarle nuestro amor, por muy difícil que nos parezca. El ataque no causará otra cosa que más dolor en ambos corazones.

Podemos cambiar nosotros, nunca a los demás. Solo pueden sentir cosas diferentes a través de nuestro cambio, ayudemos al mundo a observar esa variación.

Hoy toca perdonar, a ti y a los demás.

El viento se llevó mi culpabilidad para dejar paso al perdón. Clic para tuitear

Entradas relacionadas

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.

Comentarios (2)

Gracias,,,mil gracias,,,hoy me sentía muy mal y esas tristezas que me agobian,,ya me perdone y hasta llore ,,sentí que estaba muy cargada de sentimientos de culpabilidad por todo lo que me ha pasado,,y últimamente todo muy seguido ,,paso la pagina porque ya me perdone y perdone a mi agresor,,,Dios es grande ,,felicidades y bendiciones por este espacio,,un abrazo desde venezuela

Responder

Muchas gracias por tus palabras, me conmueven y me llenan de felicidad. Un abrazo muy grande.

Responder